Un ratoncito llamado Pérez colecciona los dientes de leche que se les caen a todos los niños y niñas del mundo. A cambio de esos pequeños dientes, les deja un hermoso premio o recompensa.

    Todo iba muy bien hasta que un día el ratoncito recibió muy malas noticias: los niños y las niñas no cuidaban sus dientes y se negaban a cepillarlos.

    Fue entonces que puso un aviso en todos los medios de comunicación anunciando que los dientes descuidados no serían llevados para su colección, por lo que no recibirían ningún premio.

    ¿Para qué necesitará el ratón Pérez dientes bien cuidados, sanos y fuertes?



    Los niños, muy preocupados y alarmados 

    por la decisión que había tomado el ratón Pérez,

    preguntaron a sus familias qué debían hacer para tener los dientes

    como los necesitaba el ratón 

    y así, poder recibir sus premios.




    Un ratoncito llamado Pérez colecciona los dientes de leche que se les caen a todos los niños y niñas del mundo. A cambio de esos pequeños dientes, les deja un hermoso premio o recompensa.

    Todo iba muy bien hasta que un día el ratoncito recibió muy malas noticias: los niños y las niñas no cuidaban sus dientes y se negaban a cepillarlos.

    Fue entonces que puso un aviso en todos los medios de comunicación anunciando que los dientes descuidados no serían llevados para su colección, por lo que no recibirían ningún premio.

    ¿Para qué necesitará el ratón Pérez dientes bien cuidados, sanos y fuertes?



    Los niños, muy preocupados y alarmados 

    por la decisión que había tomado el ratón Pérez,

    preguntaron a sus familias qué debían hacer para tener los dientes

    como los necesitaba el ratón 

    y así, poder recibir sus premios.




    Mi carrito