LIBRO EN FORMATO DIGITAL

    Las funciones IMPRIMIR y EDITAR de este libro no están disponibles.

    El envío de link de lectura puede demorar hasta 72 horas hábiles.

    Para abonar con moneda extranjera, realizar la compra mediante esta web para obtener un número de orden

    y abonar USD 12 mediante PayPal al email ventasninapezediciones@gmail.com



    Toda fotografía es una botella lanzada al mar. Como algunas de ellas, a veces se hunden o desaparecen. Otras, muy pocas, son salvadas de las aguas del olvido y siguen hablando. Este libro, que pone un pie en la poesía y otro en la narrativa, intenta retener el fugaz instante en que unas chicas del siglo pasado fueron retratadas felices y sonrieron para la cámara.

    Inspirada en unas viejas fotos familiares, la autora narra y dibuja un tiempo en que las mujeres sonreían poco y trabajaban mucho. Imaginarlas rompiendo la rutina y soñando mundos entrevistos en revistas y radioteatros, fue el desafío de este libro.

    Las fotos familiares nos muestran pedacitos, fragmentos de historias. Si hay algo que certifica la fotografía es que todo en la vida es efímero y que no hay nada más frágil que la felicidad de un instante, parece decirnos este libro singular.




    Chicas que escuchaban radioteatros - DIGITAL

    $800,00

    Ver formas de pago

    LIBRO EN FORMATO DIGITAL

    Las funciones IMPRIMIR y EDITAR de este libro no están disponibles.

    El envío de link de lectura puede demorar hasta 72 horas hábiles.

    Para abonar con moneda extranjera, realizar la compra mediante esta web para obtener un número de orden

    y abonar USD 12 mediante PayPal al email ventasninapezediciones@gmail.com



    Toda fotografía es una botella lanzada al mar. Como algunas de ellas, a veces se hunden o desaparecen. Otras, muy pocas, son salvadas de las aguas del olvido y siguen hablando. Este libro, que pone un pie en la poesía y otro en la narrativa, intenta retener el fugaz instante en que unas chicas del siglo pasado fueron retratadas felices y sonrieron para la cámara.

    Inspirada en unas viejas fotos familiares, la autora narra y dibuja un tiempo en que las mujeres sonreían poco y trabajaban mucho. Imaginarlas rompiendo la rutina y soñando mundos entrevistos en revistas y radioteatros, fue el desafío de este libro.

    Las fotos familiares nos muestran pedacitos, fragmentos de historias. Si hay algo que certifica la fotografía es que todo en la vida es efímero y que no hay nada más frágil que la felicidad de un instante, parece decirnos este libro singular.




    Mi carrito