Para abonar con moneda extranjera, realizar la compra mediante esta web, abonar USD 12 mediante PayPal en este link y enviar el comprobante del pago a ventasninapezediciones@gmail.com

    POR FAVOR REALICE LA ORDEN DE COMPRA MEDIANTE ESTA PÁGINA Y EL PAGO MEDIANTE PAYPAL

    LIBRO EN FORMATO DIGITAL

    La función IMPRIMIR de este libro, no está disponible.

    El envío de link de lectura puede demorar hasta 72 horas hábiles.



    La cadencia de los versos de Bajo la piel de la lluvia nos acerca al silencio, a la noche, al amor, a los sueños y nos permite convivir con los afectos familiares, los sentimientos y la ciudad de Buenos Aires, entre otros temas. El poemario nos ampara, nos mantiene en vigilia. Teresa Vaccaro nos hace reflexionar cuando en “Los mendigos de Picasso” dice “Les llevará tiempo comprender que/ todo vuelve a comenzar/ del otro lado de la urdimbre”.



    Una sombra se suspende en el aire

    y en una mujer palpita

    su piel labrada de lluvia.

    Bajo la piel de la lluvia - Teresa Vaccaro (DIGITAL)

    $500,00

    Ver formas de pago

    Plazo de entrega aproximado: 74 hs hábiles

    Para abonar con moneda extranjera, realizar la compra mediante esta web, abonar USD 12 mediante PayPal en este link y enviar el comprobante del pago a ventasninapezediciones@gmail.com

    POR FAVOR REALICE LA ORDEN DE COMPRA MEDIANTE ESTA PÁGINA Y EL PAGO MEDIANTE PAYPAL

    LIBRO EN FORMATO DIGITAL

    La función IMPRIMIR de este libro, no está disponible.

    El envío de link de lectura puede demorar hasta 72 horas hábiles.



    La cadencia de los versos de Bajo la piel de la lluvia nos acerca al silencio, a la noche, al amor, a los sueños y nos permite convivir con los afectos familiares, los sentimientos y la ciudad de Buenos Aires, entre otros temas. El poemario nos ampara, nos mantiene en vigilia. Teresa Vaccaro nos hace reflexionar cuando en “Los mendigos de Picasso” dice “Les llevará tiempo comprender que/ todo vuelve a comenzar/ del otro lado de la urdimbre”.



    Una sombra se suspende en el aire

    y en una mujer palpita

    su piel labrada de lluvia.

    Mi carrito