Para abonar con moneda extranjera, realizar la compra mediante esta web, abonar USD 12 mediante PayPal en este link y enviar el comprobante del pago a ventasninapezediciones@gmail.com

    POR FAVOR REALICE LA ORDEN DE COMPRA MEDIANTE LA PÁGINA Y EL PAGO MEDIANTE PAYPAL


    LIBRO EN FORMATO DIGITAL

    La función IMPRIMIR de este libro, no está disponible.

    El envío de link de lectura puede demorar hasta 72 horas hábiles.


    Este cuento nos da un boleto para nuestra búsqueda interior, nos lleva a viajar y a explorar las emociones y lo que nos pasa con el hostigamiento e intimidación que se genera entre los niños y los adolescentes. Cada vez que volvemos de nuestro mundo interno lo hacemos más fortalecidos y más sabios. De eso trata Niña en capas, Avelina contra el bullying. Conocemos la historia de Avelina y después jugamos a mirar y a pintar nuestras capas o la de algún personaje que inventemos.



    —¿Y ahora qué hacemos? —preguntó nuevamente desconcertada Avelina. 

    —Ahora solo tenés que abrazarme 

    y tomarme de la mano. 


    Niña en capas - Avelina contra el bullying - DIGITAL

    $850,00

    Ver formas de pago

    Plazo de entrega aproximado: 72 hs hábiles

    Para abonar con moneda extranjera, realizar la compra mediante esta web, abonar USD 12 mediante PayPal en este link y enviar el comprobante del pago a ventasninapezediciones@gmail.com

    POR FAVOR REALICE LA ORDEN DE COMPRA MEDIANTE LA PÁGINA Y EL PAGO MEDIANTE PAYPAL


    LIBRO EN FORMATO DIGITAL

    La función IMPRIMIR de este libro, no está disponible.

    El envío de link de lectura puede demorar hasta 72 horas hábiles.


    Este cuento nos da un boleto para nuestra búsqueda interior, nos lleva a viajar y a explorar las emociones y lo que nos pasa con el hostigamiento e intimidación que se genera entre los niños y los adolescentes. Cada vez que volvemos de nuestro mundo interno lo hacemos más fortalecidos y más sabios. De eso trata Niña en capas, Avelina contra el bullying. Conocemos la historia de Avelina y después jugamos a mirar y a pintar nuestras capas o la de algún personaje que inventemos.



    —¿Y ahora qué hacemos? —preguntó nuevamente desconcertada Avelina. 

    —Ahora solo tenés que abrazarme 

    y tomarme de la mano. 


    Mi carrito