A nosotras, las mujeres, dedica Gabriela Faillace este libro. Y con notable maestría, va relatando la historia de Vanina, una mujer como tantas: sus amores, sus desdichas, sus fuegos y caídas. 

    La autora, escritora inconformista, no busca llegar al porqué, sino dejar al lector interrogantes, para que este bucee en sus propias emociones.

    En tiempos de empoderamiento y reivindicaciones, dicha dedicatoria nos abarca a todos, mujeres y hombres, que festejamos esta mirada literaria y perturbadora del alma, que nos deja en estas páginas una mujer que, como Vanina, también decidió un día torcer el rumbo de su historia.



    Aprendí que quiero cosas distintas que él, 

    que no me gusta que me controle, 

    que no quiero que nadie me controle, 

    que existo y respiro y vivo y me divierto 

    y soy feliz igual, aunque él no esté, 

    porque seamos sinceras, 

    es más lo que no está que lo que está.  

    No necesito que él me mire para sentirme linda.  

    No lo necesito para ser. 



    Vanina. Sexo, amor y empoderamiento - Gabriela Fernanda Faillace

    $800,00

    Ver formas de pago

    Calculá el costo de envío

    A nosotras, las mujeres, dedica Gabriela Faillace este libro. Y con notable maestría, va relatando la historia de Vanina, una mujer como tantas: sus amores, sus desdichas, sus fuegos y caídas. 

    La autora, escritora inconformista, no busca llegar al porqué, sino dejar al lector interrogantes, para que este bucee en sus propias emociones.

    En tiempos de empoderamiento y reivindicaciones, dicha dedicatoria nos abarca a todos, mujeres y hombres, que festejamos esta mirada literaria y perturbadora del alma, que nos deja en estas páginas una mujer que, como Vanina, también decidió un día torcer el rumbo de su historia.



    Aprendí que quiero cosas distintas que él, 

    que no me gusta que me controle, 

    que no quiero que nadie me controle, 

    que existo y respiro y vivo y me divierto 

    y soy feliz igual, aunque él no esté, 

    porque seamos sinceras, 

    es más lo que no está que lo que está.  

    No necesito que él me mire para sentirme linda.  

    No lo necesito para ser. 



    Mi carrito