Para abonar con moneda extranjera, realizar la compra mediante esta web para obtener un número de orden

    y abonar USD 12 mediante PayPal al email ventasninapezediciones@gmail.com

    LOS ENVÍOS INTERNACIONALES SE REALIZAN MEDIANTE CORREO ARGENTINO CON SEGUIMIENTO, con costo a cargo del comprador.

    Si deseás el libro en FORMATO DIGITAL, seleccióná la forma de envío “Libro en formato digital - sin costo de envío”.



    Las manos sabias de la abuelita tejen una capa mágica, que cambia de color según los sentimientos que aniden en el corazón de Caperucita. En un principio será blanca, pero algo sucede y la capa comienza a teñirse de negro. ¿Qué secreto ocultará la niña, que la envuelve en esa oscuridad?



    —Mientras permanezcas alegre seguirá siendo blanca;

    cuando estés triste, en cambio, se volverá gris.

    De modo que no tendré que adivinar cómo te sientes,

    y así podré aliviar todas tus penas —le había dicho

    la abuelita cuando se la regaló.

    El secreto de Caperucita - Jimena Santángelo

    $1.500,00

    Ver formas de pago

    Calculá el costo de envío


    Para abonar con moneda extranjera, realizar la compra mediante esta web para obtener un número de orden

    y abonar USD 12 mediante PayPal al email ventasninapezediciones@gmail.com

    LOS ENVÍOS INTERNACIONALES SE REALIZAN MEDIANTE CORREO ARGENTINO CON SEGUIMIENTO, con costo a cargo del comprador.

    Si deseás el libro en FORMATO DIGITAL, seleccióná la forma de envío “Libro en formato digital - sin costo de envío”.



    Las manos sabias de la abuelita tejen una capa mágica, que cambia de color según los sentimientos que aniden en el corazón de Caperucita. En un principio será blanca, pero algo sucede y la capa comienza a teñirse de negro. ¿Qué secreto ocultará la niña, que la envuelve en esa oscuridad?



    —Mientras permanezcas alegre seguirá siendo blanca;

    cuando estés triste, en cambio, se volverá gris.

    De modo que no tendré que adivinar cómo te sientes,

    y así podré aliviar todas tus penas —le había dicho

    la abuelita cuando se la regaló.

    Mi carrito